Capilla del Santo de Trigueros Cámara en Directo



Emisión en directo

Para ver la Capilla de San Antonio Abad en directo pincha sobre la foto



lunes, 2 de enero de 2012

Significado de los distintivos que acompañan a San Antonio Abad


Articulo publicado en la Revista del Santo del año 2001.
Con el ánimo de profundizar en la vida de San Antonio Abad y de revitalizar todo lo relacionado con Nuestro Patrón, recientemente hemos adquirido un libro fechado en 1796 escrito por le Maestro Blas Antonio De Ceballos, con el título “Vida de San Antonio Abad”, en el que se recogen aspectos de su vida, bajo el Epígrafe: “FLORES DEL YERMO, PASMO DE EGIPTO, ASOMBRO DEL MUNDO, PORTENTO DE LA GRACIA, VIDA Y MILAGROS DEL GRAN SAN ANTONIO ABAD”.
Muchas son las personas que consultan y preguntan por el significado de los distintivos que San Antonio Abad ostenta: Encomienda, campanilla de la mano derecha, Cetro o Báculo, Libro, Túnica, etc…
Con el deseo de preservar en el tiempo lo que nuestros antepasados nos legaron, tenemos la obligación de transmitir a las generaciones venideras, el significado de lo que conocemos y , para ello hemos entresacado el Capítulo 28, en el que se describen estos aspectos, referidos a la época en que fue escrito, y en el lenguaje de la misma, con sus connotaciones, que por su interés recogemos en este artículo y que literalmente dice:
“Dase razón de por qué se pintan a San Antonio con un libro en la mano, un báculo, una campanilla, con un ceboncillo a sus pies.
A nuestro G.P. Defensor Ilustre, lumbrera fulgentísima de la Militante Iglesia, comúnmente se ve en sus efigies y retratos que le pintan con mucha gracia y afabilidad su venerable rostro, poblado de canas y vestido con una túnica blanca, y escapulario y manto y capilla de color pardo, con una encomienda en el pecho, aunque la forma del hábito que en vida usó fue un áspero silicio a raíz de las carnes, y sobre el silicio vestía una melota, texida de pelos de cabras montesas; y sobre todo traía por capa un manto blanco, sin mangas, abierto por los dos lados para sacar los brazos y una capilla pequeña.
Y la encomienda que tiene en el pecho, en forma de TAU le pertenece, según dice D. Juan Baltasar, caballero Abexino, porque la traía el glorioso Abad en el pecho, y hábito y porque la dio a sus discípulos por señal y divisa, como el profeta Ezequiel dicen en el Capitulo 9, que mandó el Señor que se la pusiesen a los israelitas, para que fuesen conocidas por suyos y les sirviesen de escudo, contra la muerte y denota también las grandes victorias y triunfos, que por virtud de la Santa Cruz consiguió de los espíritus infernales, y enemigos de la Fe, que tantas veces lo procuraron afrentar, y obscurecer sus heoycas virtudes y Celestial Sabiduria.
El Báculo que tiene en la mano, declara la cayada que traía cuando era anciano pata sustentar sus cansados miembros; además de que es propia insignia de los Monges Egypcios, Indice de la dignidad Abacial, y pobreza Evangélica, consuelo defensa y bordón de Peregrino, que nunca está parado; porque Nuestro Glorioso Padre, en el camino de la Perfección jamás paró, antes con veloz diligencia volaba, adquiriendo todas las Virtudes.
El Libro que tiene en la mano, significa su celestial magisterio y la Divina ciencia con que fue adornado.
La señal de fuego con que le pintan, pertenece por ser su abogado y por los infinitos milagros que ha obrado N. Señor por su intercesión y privilegio (…); pero a mi ver entre las gracias que la Magestad Divina le ha concedido, la que más particular campea, es la gran potestad y dominio que tiene sobre los espíritus malignos, pues solo con invocar su nombre, es suficiente para hacerlos ahuyentar.
El poner a sus piés un animalillo de cerda, se tiene por tradición antigua por haber curado milagrosamente el Santo en Barcelona un ceboncillo cojo y contrahecho recién nacido. Otros autores dicen que es para señalar a los rústicos la urbanidad y devoción que deben tener con San Antonio, pues les enriquece, curando sus ganados y preservando de la muerte a sus brutos.
La Campanilla pendiente del cuello del animalillo, denota la esperanza en el bendito Antonio y su continuada protección en los comunes males.
Y la que tiene en su santa mano, además de significar vigilancia y despertador de nuestras tibiezas, para que imitemos sus heroycas virtudes, declara lo que oyó en el desierto, que tenía pendiente al cuello una camella que la traía pan y legumbres de limosna; y un particular privilegio que ha concedido la Silla Apostólica a la Religión Antoniana, para que use de esta campanilla, y sean sus ministros conocidos, donde quieran que lleguen con esta señal a pedir limosnas.
El ser Abogado de Brutos, librándole de los males presentes y de los peligros venideros, es por haber N. Señor tomado por instrumento a un caballo para que castigase el agravio que un perverso herege hizo al Santo….
La Ceremonia de veneración, que el día del Santo se hace en sus casas, Iglesias y Ermitas, con los animales de Servicio, dando vueltas en contorno de los templos, tiene su origen en la Devoción de los fines por los beneficios recibidos, y que esperan recibir por su piadosa intercesión.
Y finalmente el llamar al Bendito Abad, San Antonio, no siendo su propio y único nombre sino Antón (…) porque viviendo el Santo, dixo en cierta ocasión, por humildad que así le llamasen; de lo que procedió que de inmemorial tiempo a esta parte, por más excelencia toda la gente vulgar, implorando su favor, así lo invocan y llaman.”
Trigueros, Enero de 2001
Comisión de la Asociación San Antonio Abad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario